Menu

Todo por escrito, por favor Destacado

Como consecuencia de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia Europeo de 21 de diciembre de 2016, el Gobierno emitió el  Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, "de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo".
todoporescrito 
La empresa emitió circular el pasado 20 de Febrero donde informa de los pasos fundamentalmente "administrativos" a seguir, pero se cuida muy mucho de reflejar las instrucciones comerciales y administrativas de la denominada negociación, que sólo se están transmitiendo "verbalmente". Ahí está el origen del grave problema que nos puede afectar a los trabajadores.
 
Si la empresa ha decidido que puede cumplir la ley negociando a la baja las cantidades a las que tienen derecho los clientes, si lo considera tan importante como para depender de ello el futuro de la entidad que lo transmita con claridad, "POR ESCRITO".
 
Para UGT, las órdenes verbales que se están dando pueden llevarnos a los trabajadores a cometer una ilegalidad. En este caso es más que probable que la estrategia de defensa de los abogados de los clientes será, como con los híbridos, denunciar a los trabajadores. Pensamos en UGT que, sin instrucciones por escrito de la empresa, ante los ojos de la justicia los empleados quedaríamos desemparados.
 
Demostrar el hipotético incumplimiento de derechos reconocidos por el máximo tribunal europeo sería relativamente sencillo, pues quien más y quien menos tiene un teléfono que graba conversaciones, como parece que están haciendo algunos clientes por recomendación de asociaciones, bufetes especializados, etc.
 
Por este medio, solicitamos a la empresa que "todas las instrucciones de negociación y de cumplimiento del Decreto-Ley sean facilitadas por escrito".
 
Desde UGT recomendamos acatar sólo las normas escritas del procedimiento de negociación. Lo que nos jugamos es muy serio, desconocemos sus dimensiones y consecuencias, y tenemos todo en contra: la sensibilización social -e incluso judicial- contra los bancos son máximas.
 
Que el procedimiento sea igual para Unicaja no puede servir de justificación. Unicaja no ha pasado por las vicisitudes que nosotros, y por ello sus clientes puede que estén dispuestos a firmar cualquier tipo de papel, como sucedió aquí hasta que perdieron la confianza. Hoy nuestros clientes no quieren firmar siquiera el impreso de reclamación, asesorados por abogados que, en muchas ocasiones, les acompañan a nuestras oficinas.
 
Por si al equipo directivo no le está llegando lo que está sucediendo en el inicio de campaña, ya se han producido ciertos roces con clientes, insultos, descalificaciones, que irán en aumento. Los clientes se sienten nuevamente engañamos, tememos que nos lleven al juzgado y que incluso se produzca alguna agresión.
 
Las órdenes a la "tropa" tienen que ser claras para tranquilidad de todos. Nada más claro que el papel, las palabras se las lleva el viento.
volver arriba

Siguenos

Acerca de Nosotros

Empresas

Periódicos Digitales

Contenidos