Menu

¿Más mierda a las oficinas? ¡¡¡ No, gracias !!! Destacado

Con el proceso de atención a los clientes en reclamaciones de Tipos Mínimos, que nos dicen ha impuesto la matriz, se están poniendo en serio peligro el banco y nuestro futuro.

clausulasueloretroactividadtotal

Una vez analizada la circular relativa al proceso de adaptación de la entidad al RDL 1/2017 de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusula suelo, y comparada con lo que han decidido otras entidades, UGT solicita la inmediata retirada de este procedimiento, y la implantación de otro que garantice la supervivencia del banco y la integridad física y moral de todos nosotros.

Ante una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de nada vale lamerse las heridas, si es justa o no, si se informó correctamente a los clientes. Lo más prudente –virtud principal del buen banquero- es cumplirla, las sentencias no son negociables (tal y como decía la dirección del banco en las reuniones que mantuvo en las territoriales).  Esta es clara: si el banco decide que la reclamación de un cliente es procedente y favorable, hay que devolverle los intereses. Él decidirá libremente si los aplica o no a capital, o si se lo gasta en el casino. Si el banco la rechaza, el cliente elegirá o no denunciar a la entidad financiera.

No estamos de acuerdo con este nuevo despropósito, menos aún que no den la cara ante los clientes quien o quienes hayan tomado estas decisiones. O los Antilíderes, tan capacitados ellos: buena oportunidad para que demuestren sus habilidades.

No satisfechos con las consecuencias del pésimo procedimiento decidido en su momento para preferentes y subordinadas, que trajo numerosas pérdidas de clientes y casi desgracias personales, quieren reinventar la picaresca, pero que ejerza de pícaro el currante, no ellos. Ellos siguen escondidos en sus cálidos despachos protegidos por una empresa de seguridad –seguridad que retiraron  en muchas oficinas-, lejos del ruido, de las broncas con los clientes, de los guantazos: si, hubo guantazos.

No es posible un mayor alejamiento de la realidad. Basta con echar un vistazo a las decisiones adoptadas por Bankia, por ejemplo, que como España y Duero tuvieron que recibir ayudas públicas. Bankia ha comprendido, como deberían nuestros mandamases, que la entidad estaría en riesgo de supervivencia si no es diligente en acatar correctamente la sentencia.

No sólo eso: ha arbitrado un  procedimiento que libera a las oficinas de cualquier tensión con el cliente, convirtiendo éstas en meras receptoras de documentación que es analizada lejos de ellas. Adoptada la decisión que estime Bankia, la oficina simplemente  se la comunica al cliente por escrito. De ser positiva y aceptada por éste, el cliente decide si quiere el dinero en cuenta  o reducir el capital del préstamo, y la oficina contabiliza sus deseos. El proceso es rápido, unos pocos días. Seguramente muchos más clientes de Bankia que de EspañaDuero decidirán aplicarlo a su hipoteca, por la diferencia de trato.

Nada tiene que ver nuestro procedimiento con el de Bankia, lo diga quien lo diga, tampoco con los de otras entidades que han decidido evitar malos tragos a sus oficinas y empleados. Por el contrario, nuestra matriz ha decidido aumentar las cargas de trabajo en las oficinas (que en la mayoría de casos ya no pueden atender ni el trabajo diario).

Monitorizarán también al currante para comprobar que está “negociando a la baja las cantidades reconocidas al cliente e imponerle el modo de cobrar, nunca en efectivo”. Sólo faltaría que nos presionen quienes impulsaron la venta de  preferentes, subordinadas, cláusulas hoy consideradas abusivas, etc.

Por si persisten en su alejamiento de la realidad equipo directivo, consejo de administración y Unicaja: nuestros clientes no admiten una burla más. Les están haciendo números  ayuntamientos, asociaciones de todo tipo, ong's, etc.; por estos lares quedan pocos tontos.  

Acudirán masivamente a la justicia si se les pretende engañar, y habrá que pagar a mayores las costas. Se irán muchos otros clientes -ellos lo harán en cuanto puedan- y nos cancelarán todo tipo de cuentas y productos, en cantidades muy superiores que lo sucedido en procesos anteriores.   

No quieran hacer responsables de este desaguisado a las oficinas, y a todos nosotros una vez más de la viabilidad del banco, cuando sigue en pie por nosotros: UGT no lo permitirá. No hace veinte días nos presentaban un mal modelo de incentivos, ofensivo en importe entre otras cuestiones de las que hemos informado negativamente, en el que las reclamaciones de los clientes tienen gran incidencia en su cobro o no.  Ahora nos presentan un protocolo que propiciará esas reclamaciones, a las que se sumarán las de a quienes se les prometió recuperar lo poco que quedó de sus ahorros con la salida a Bolsa en 2016, que tampoco han cobrado su primer cupón.

Directivos, Consejo y Unicaja deberían valorar las consecuencias de poner en peligro la supervivencia del Banco, nuestros puestos de trabajo y el futuro de nuestras familias. También de propiciar alguna desgracia física y personal en cualquier oficina. UGT les hace únicos responsables.

Sobre nuestra matriz, que desde la compra de CEISS ha venido adoptando una decisión tras otra que han provocado la huida de clientes, el despido de más del 50% de la plantilla inicial, la reducción de nuestros salarios y pérdida de derechos sociales, nos asaltan dudas: no es coherente su modo de actuar con presumir de beneficios, solvencia,  provisiones, de dotaciones incluso para las cláusulas suelo. Tómense en serio de una vez lo que compraron.

Que la empresa y la matriz no paguen ni reconozcan nuestros esfuerzos y dedicación,  es grave.

Que nos amenacen nuevamente con el bienestar de nuestras familias, es muy grave.

Que hayan decidido ponernos otra vez a los pies de los caballos  e intentar cargarnos una vez más con la responsabilidad de la viabilidad del banco, es gravísimo y obsceno.

En UGT no lo aceptamos, reclamamos la retirada inmediata de este procedimiento y que dejen de presionarnos.

Para concluir, en una muestra de responsabilidad de la que la empresa adolece, esta circular no la colgaremos en nuestra página web, y rogamos a todos que ni la imprimáis ni la hagáis viajar por motivos obvios. Seamos todos responsables. 

volver arriba

Siguenos

Acerca de Nosotros

Empresas

Periódicos Digitales

Contenidos