Menu

UGT Consigue sentencia a favor del permiso retribuido en caso de HOSPITALIZACIÓN POR PARTO

logougt

La Sala de lo Social nº 30 de la Audiencia Nacional reconoce el derecho a licencia retribuida en la hospitalización por parto.

maternidadLa Audiencia Nacional ha reconocido que “el derecho de los trabajadores a disfrutar de licencia retribuida en caso de hospitalización de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad  debe ser concedido por la empresa sin más condicionamiento que la justificación de la hospitalización siendo irrelevante el motivo de la misma”.

El problema se planteaba a la hora de determinar qué debía entenderse por hospitalización y si los partos naturales estaban comprendidos o sólo se incluían los problemáticos.

La sentencia estimó que los parientes tenían derecho, en los casos de parto, a los días de permiso, siempre que exista hospitalización, sin que estén obligados a justificar las razones de la hospitalización.

Por tanto, si se exigiese otro tipo de datos, se estaría violando el derecho a la intimidad y a la protección de datos personales. Además, la sentencia insiste en que el art. 37-3-b) del Estatuto de los Trabajadores “tiene por fin facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras y especialmente de la mujer trabajadora, para facilitar el acceso y permanencia en el ejercicio de su constitucional derecho al trabajo”. Considera que este apartado del Estatuto de los Trabajadores debe ser analizado bajo esta perspectiva, y como desarrollo de acciones legales positivas a tal efecto. El texto de la sentencia recuerda que un Convenio Colectivo puede mejorar las condiciones recogidas en la legislación vigente, pero nunca empeorarlas.

Teniendo en cuenta que la Ley no distingue entre las causas que motivan la hospitalización, “ni condicionan el disfrute de la licencia a la concurrencia de otro requisito”, no se puede distinguir entre la hospitalización por enfermedad de la hospitalización por parto.

La sentencia tiene en cuenta que puede darse la situación de que el padre falte en el momento del parto, por lo que la mujer necesita de la ayuda y apoyo de un familiar próximo. Cualquier consideración fuera de este criterio supondría una discriminación de la mujer embarazada por razón de sexo, al distinguirla de un hombre hospitalizado por cualquier otra razón.

¡¡AFILIATE A UGT, JUNTOS PODEMOS!!

volver arriba

Siguenos

Acerca de Nosotros

Empresas

Periódicos Digitales

Contenidos