Menu

CAUSA Y EFECTOS

logougt

El pasado 17 de este mes de Febrero, tras el silencio de la dirección a la solicitud  verbal de información que le hicimos casi un mes antes, presentamos dos escritos –que os acompañamos al presente- al Presidente y al Director General insistiendo nuevamente en que se nos faciliten datos que nos permitan un conocimiento al menos aproximado de la situación de nuestra empresa. A fecha de hoy, seguimos sin obtener respuesta alguna a informaciones que debiera manejar casi a diario el Director, lo que nos parece muy serio porque la petición la hace un miembro del Consejo de Administración de la Caja, nuestro Secretario General.  

Sí se palpa desde entonces el nerviosismo en el equipo directivo, consecuencia de sus actuaciones, no de las nuestras, y también en quienes de modo VERGONZOSO vienen apoyándoles, de ahí tanta repentina circular (cinco en apenas una semana –la primera de ellas al día siguiente de presentar nuestros escritos- cuando han estado mudos a lo largo del proceso de infusión) nuevamente en apoyo de Dirección, Presidencia y su equipo. 

El nerviosismo llega al extremo de filtrar a CC.OO. –probablemente para impedirlo- el  obligado nombramiento de un delegado de UGT en Duero Pensiones, nombramiento que no se iba a producir en el Consejo de Administración celebrado ayer, puesto que no se incluía la propuesta en el orden del día.

Os lo explicamos: Hasta la venta del 50% a Mapfre, SIEMPRE hubo representantes de los trabajadores en Duero Pensiones por UGT y CC.OO. Inmediatamente después de la venta, sin explicación ni justificación alguna, el Presidente sustituyó a los representantes de los trabajadores por políticos, alguno de ellos incumpliendo con su presencia los estatutos de la Caja por no ser miembro de la Asamblea General. 

Comentamos inmediatamente esta injusticia con el representante de CC.OO, buscando la unidad de acción para reivindicar conjuntamente la presencia de ambos sindicatos, y poder así controlar nuestro Fondo de Pensiones. Nos sorprendió su negativa (no hemos hecho comentario alguno hasta hoy respetando su decisión), y  DESDE ENTONCES, hemos venido solicitando y reclamando en solitario que se restaure nuestro derecho

También se filtran unas retribuciones que no son reales, puesto que cualquiera de los representantes de la Caja en cualquier Consejo de Administración tienen limitadas sus dietas a 354 euros por consejo, debiendo entregar el resto a la Caja. Por tanto, siendo cierto que las dietas anuales de un consejero de Duero Pensiones ascienden a 18.000, sólo debería percibir (y vamos a investigar si los demás lo están haciendo) 354 euros por el número de consejos que se celebren al año. De esta cantidad se financia la sección sindical. 

Por tanto, se ha pretendido con ello un desprestigio de esta sección desde otra sección sindical, con la complicidad de un alto Ejecutivo de la Caja, que hace oficial las dietas de representación en Duero Pensiones y el nombre de un compañero que no ha sido nombrado. 

El nombre del compañero de UGT, si es que se producía el nombramiento, sólo se le transmitió al Presidente de la Caja, que es a quien compete hacer la propuesta al Consejo de Administración. Le hemos pedido explicaciones al respecto de la Circular de ayer de CC.OO., afirmándonos que sólo se lo había comentado al D. General. En el Consejo celebrado ayer hemos solicitado que se investigue la filtración y se depuren responsabilidades, y estaremos muy pendientes de que así suceda. 

Es evidente que la presencia de UGT molesta, resulta incómoda, y que la presencia de otros es bien recibida. ¿Cómo puede molestar que nos interesemos  por el destino de nuestro fondo de pensiones?  

Pretenden sustituir la contestación a nuestras cartas por la convocatoria de un Consejo Extraordinario, convocado ayer por la tarde. ¿Si no las hubiéramos presentado se habría convocado? No vamos a permitir que con su celebración intenten evitar la contestación a la información que hemos solicitado

De ningún modo consentiremos que se pretenda poner en duda la honorabilidad y honradez de delegados de esta sección sindical que vienen siendo perseguidos por defender los derechos de todos nosotros; tampoco vamos a consentir que se hurte a la plantilla la realidad de la Caja  y, menos aún, que trate de impedirse con intoxicaciones, amenazas, conspiraciones y todo tipo de triquiñuelas, la labor que POR OBLIGACIÓN Y RESPONSABILIDAD nos corresponde realizar

No conseguirán tampoco que abandonemos el día a día. Así, ante la reiterada negativa de la Caja a actualizar las tablas salariales en el 2% de incremento del  IPC previsto por el Gobierno, elevamos la petición al Consejo de Administración celebrado ayer. Ninguna otra sección sindical ha presentado escrito ni reclamación alguna, como constará en el acta aunque hoy digan lo contrario, y traten de apropiarse de una reivindicación que no les corresponde. En Enero la Caja argumentó que el convenio no estaba vigente. Se ratificó el 27 de Enero -¿dónde están quienes lo firmaron?- y ahora argumenta la Caja que la previsión del Gobierno no está clara, poniendo en cuestión el mecanismo pactado. ¡Solo faltaba que un pésimo convenio no se cumpliera!  

Compañeros: demandamos información, defendemos derechos, y las reacciones posteriores transmiten mayor preocupación de la que teníamos. Presentimos que hemos dado donde duele, por ello, con más motivo aún, continuaremos solicitando que se depuren responsabilidades. Gracias a todos por vuestra confianza, que día a día nos ilusiona y motiva. Os mantendremos informados. 

¡¡JUNTOS, SI PODEMOS!!

volver arriba

Siguenos

Acerca de Nosotros

Empresas

Periódicos Digitales

Contenidos